TRAYECTORAS PARTICULARES: Antonio, Aragon, España






Antonio
sin edad, Aragon, España







Vocifera palabras incompresibles por lo medio del baile de los camareros sudando y diligentes, al límite de la histeria. Se ha puesto entre dos columnas de consumidores esperando poder acceder en un plazo digno a un menú de fiesta. Habla con si mismo, está saludado por tres músicos romanos yendo a su concierto de calle, intenta comunicar con una mujer guapa con un abrigo de piel quien se precipita hacia sus amigas para escapar.  Antonio camina lentamente y con dificultades.






Su proeza en esta noche es poder entrar solo en uno de los restaurante de la plaza agitada como un campo de batalla, resistir al dueño del lugar quien, cogiéndolo por el brazo,  intenta sin resultado devolverlo fuera, hacer un gymkhana entre las hormigas vestidas de blanco y negro sacando comida del restaurante como otros insectos la llevan en su hormiguero, infiltrase hacia el servicio y bloquear un buen rato su utilización, después salir como había entrado sin que nadie del personal haya roto ni un plato (o le había puesto por encima de la cabeza…).






“viaje hasta París en los años 60 para trabajar en el sector de la confección, pero no me gustó trabajar en ese mundo .”






Plaza real,
Barcelona, 31 de diciembre de 2012






Commentaires

Articles les plus consultés